SCIENCE IN THE MOVIES

Eternal Sunshine of the Spotless Mind / Eterno resplandor de la mente sin mancha

Eternal Sunshine of the Spotless Mind / Eterno resplandor de la mente sin mancha

Eterno resplandor de la mente sin mancha, de 2004, relata la historia de Joel, un hombre introvertido que decide contratar el borrado de todos los recuerdos de su fallida relación con Clementina, la extrovertida empleada de la librería que él frecuenta. Sin embargo, en medio procedimiento cambia de opinión y trata de vencer desde su mente el proceso de borrado.


Se aborda el tema de la ética, pues los técnicos que borran las memorias dejan descuidado al paciente para dedicarse a pasarla bien, además de que uno de ellos usa datos del expediente médico para beneficio personal.


El procedimiento de borrado de memoria es interesante: mediante un rastreador cerebral, se identifican las áreas del cerebro donde están guardados los recuerdos que se desea borrar, para lo cual se muestran al paciente objetos relacionados, como regalos y fotografías. Luego se usa la computadora para guiar unos electrodos que dañan esas partes del cerebro.


En la vida real, existe una técnica similar, pero solo sirve para identificar cuáles partes se activan al mirar esos objetos. Que yo sepa, se desconoce en cuáles partes concretas del cerebro se guardan los enlaces entre células, llamados sinapsis, que posiblemente archiven los recuerdos.


Lo más sobresaliente de la película son los efectos especiales, que usando unas veces sencillas técnicas de iluminación, y otros efectos de computadora, reflejan llamativamente las vivencias del cerebro. Su mayor falla, las anticuadas computadoras y automóviles. Cuando ella lo trata como si no lo conociera, las luces se van apagando, y él pasa directo de la librería a su apartamento.


Lamentablemente, los primeros 10 minutos son aburridos, pero si uno aguanta hasta la parte donde se inicia el tratamiento, o avanza hasta allí con el control remoto, entonces queda enganchado. Sin ser un éxito de taquilla, la película tuvo sin embargo una ganancia neta de $ 50 000 000, gracias a su calidad y su reparto de estrellas hollywoodenses.