SCIENCE IN THE MOVIES

Gattaca

Gattaca

Gattaca es una película estadounidense de 1997 dirigida por Andrew Niccol. En una sociedad donde se producen varios embriones y solo los mejores son seleccionados para concluir su desarrollo, los padres de Vincent Freeman deciden tenerlo sin usar tecnología de selección. Vincent nace con una predisposición genética a graves problemas cardiacos. Para lograr su sueño de ser astronauta, debe engañar a quienes realizan diariamente pruebas de identificación genética del personal de la base espacial donde trabaja.


Como reseñador, me siento particularmente identificado con esta película porque sufro la misma condición cardiaca que Vincent, y me pregunto cómo habría sido mi historia si por esa razón me hubieran impedido llevar la intensa vida que por décadas he disfrutado en las selvas y costas tropicales. Sin embargo, objetivamente debo reconocer que la tecnología genética abre la posibilidad de un mundo futuro poblado por personas más sanas física y mentalmente que en la actualidad. Solo que Gattaca se centra en el posible abuso de esta tecnología por parte de un gobierno derechista.


Existe una gran ignorancia entre el público general sobre este tema, y pocos distinguen entre selección e ingeniería. La selección es la tecnología antigua: se producen varios embriones y se elijen los más sanos. Los exitosos pueden copiarse repetidamente y entonces tenemos fabricación de gemelos, como hacemos con las manzanas más sabrosas. Pero la ingeniería permite modificar el nuevo ser, en lugar de desecharlo. Ya lo hacemos con plantas y lo demás es cuestión de tiempo. Es una posibilidad que, por ejemplo, apreciarán los padres de niños con síndrome de Down.


Por otra parte, el uso del ADN para identificar individuos ya es común, aunque las pruebas son costosas y tardan semanas, a diferencia de las presentadas en la película que funcionan en pocos segundos. Pero en este aspecto, la tendencia histórica le da total viabilidad a la película.