SCIENCE IN THE MOVIES

Mars attacks! / Marcianos al Ataque

Mars attacks! / Marcianos al Ataque

Marcianos al Ataque es una película inspirada en las películas de invasiones extraterrestres tan de moda en la década de 1950, herederas todas de la novela La Guerra de los Mundos publicada por Herbert George Wells en 1898. Esta versión del director Tim Burton rescata las imágenes de esas viejas películas a la vez que respeta la idea de la novela original, que era una fuerte sátira sobre la sociedad humana. Presenta tres principios supuestamente científicos: Marte está habitada por una cultura inteligente de vida subterránea; seres extraterrestres pueden viajar a la Tierra, y los seres civilizados son por definición ilustrados y pacíficos.


El que Marte esté habitada por una cultura inteligente de vida subterránea es una idea que no calza con la falta de recursos que tiene nuestro congelado vecino. A lo más que han llegado los científicos es a analizar la posibilidad de que existan bacterias, pero aun no han aparecido.


El que seres extraterrestres pueden viajar a la Tierra sí es una posibilidad, dado que incluso nuestra primitiva civilización tiene ya la idea de naves con velas solares que realmente podrían viajar a grandes distancias, solo que el tiempo que tomarían esos viajes impide que sean tripuladas.


La idea más interesante de la película es que los seres civilizados son por definición ilustrados y pacíficos. La versión de Burton satiriza esa idea, los marcianos son avanzados, pero sus soldados no parecen sentir pena por calcinar a cualquier tipo de ser terrestre; en eso, son exactamente como nosotros. Pero aquí debo presentar un punto de vista esperanzador: finalmente la sociobiología ha comprendido las causas de la crueldad humana y nos enseña que también tenemos mecanismos de bondad y compasión que pueden ser grandemente reforzados por la educación. Gracias a los conocimientos acumulados durante tanto tiempo, nuestra civilización tiene hoy día mucho menos guerras que en todas las épocas anteriores: en comparación con nuestros antecesores, somos civilizados y pacíficos.