SCIENCE IN THE MOVIES

The Surrogates / Identidad Sustituta

The Surrogate

Identidad Sustituta, dirigida por Jonathan Moscow en 2009, presenta un mundo en que las personas se quedan día y noche en casa, vestidas como sea, dedicadas a operar a distancia robots que viven sus vidas de una manera mucho más aventurera.


Los conceptos técnicos son indiscutibles, pues ya existen robots con movimientos y sentidos basados en los de los seres humanos, que viven partes peligrosas de nuestras vidas tomando muestras a gran profundidad en el océano, así como explorando otros planetas y lugares contaminados por material radiactivo o por emanaciones volcánicas. Todos estos robots son extensiones de nuestros cuerpos operados a distancia, así que la película solo muestra un estado más avanzado que seguramente tendrán en el futuro estos robots de uso institucional, solo que puestos al alcance de la persona común. Pero incluso aquí estamos más en el campo de la ciencia que en el de la ciencia-ficción, pues ya existe en el mercado un producto llamado Virtual Sex Machine que por $500 permite probar un adelanto de lo que será un tema cada vez más vigente en el futuro. Un aspecto sociológicamente interesante es que la mayoría de los usuarios desean “sustitutos” fuertes, altos, esbeltos y hermosos. Esto también tiene asidero científico pues tenemos un patrón genético que nos lleva buscar la “aceptación de la manada”, al igual que cualquier otro primate. También el hecho de que algunos usen sustitutos de sexo diferente al propio, corresponde a fantasías que son más comunes de lo que quisiéramos creer.


En otro momento reseñamos en Del Tubo a la Lata la película Gamer, que básicamente es la misma historia pero con un enfoque mucho más adulto y sexual. Recomiendo alquilar ambas y verlas un fin de semana, iniciando por Identidad Sustituta, pues se prestan a comparaciones tanto en la historia, como en la tecnología y el uso de música e imágenes.